Estos monitores, niños y niñas, son el motor del colegio para potenciar no solo la buena alimentación, sino también, hacer actividad física, evitar el consumo de alcohol, tabaco, agilizar los recreos, cuidar el medio ambiente y hacer acciones educativas. Se prepararon durante todo este año y su labor continuará hasta cursar 8° año.

Durante la jornada, cada curso presentó un stand con una temática específica: tabaquismo, alcohol y drogas; sexualidad; actividad física; legumbres y pescados; entre otros. Los estudiantes y sus familias ofrecieron una charla a sus compañeros y las autoridades presentes, entre ellas, representantes de la Seremi de Salud.

Accesibilidad
A %d blogueros les gusta esto: