La ilusión de la casa propia ha sido desde siempre, uno de los mayores proyectos de vida para millones de chilenos y chilenas.

Hecho que se vio reafirmado en cifras en la encuesta “Chile Dice 2017”, elaborada por la Universidad Alberto Hurtado, donde un 37,4% de los entrevistados manifestó espontáneamente que “tener una vivienda propia y cómoda” es su principal anhelo, seguido de un “acceso a la educación, y una profesión”.

Realidad que tampoco es distinta en nuestra comuna, y que motivó a 28 familias de las poblaciones Los Almendros y Óscar Bonilla a conformar el comité de vivienda “Mi Última Esperanza”, con el fin de postular al programa de “Construcción en sitio propio”, iniciativa que se focaliza en ayudar a las familias que cuentan con una vivienda en precario estado de conservación, producto del paso del tiempo, o en muchos casos sufrir deterioro, por una plaga de termitas.

“Mi hijo me motivó a postular, porque teníamos un baño afuera de la casa. Él soñaba con no tener que salir al patio en el invierno, con tener un baño con una tina, un baño lindo”, cuenta Jenny Tapia Fernández, vecina bosquina de la Población Óscar Bonilla, quien, junto a sus hijos, es una de las 28 familias beneficiadas del programa, que destinó un total de 420 millones de pesos para la construcción de viviendas de material sólido, con living comedor, cocina, baño y dos dormitorios.

“El día que tengo muy grabado es cuando vi llegar a la constructora. Lloraba de emoción, fue algo tan lindo. Llamé a mi marido por teléfono y lloraba de alegría: ¡Viejo están tomando las medidas!”, agrega Jenny Tapia, vivencia que fue compartida por todas las familias, usuarias del programa durante la ceremonia de cierre del programa, en el Centro Cívico y Cultural de El Bosque, donde de manos del alcalde Sadi Melo Moya, recibieron la documentación que acredita la recepción conforme de las obras.

“Tener una vivienda digna es un derecho. Es un tema que nos debe mover como sociedad. En la actualidad, existen más de 400 mil personas en nuestro país, sin acceso a una vivienda digna. La sociedad chilena debiera hacer un esfuerzo tremendo por solucionar este problema. Esto merece un acuerdo transversal”, indicó el alcalde Sadi Melo Moya, durante la ceremonia, celebrando el éxito de este proceso.

Un sueño hecho realidad: 28 familias bosquinas celebran su nueva casa

Programa Construcción en Sitio Propio: 28 familias bosquinas finalizan hoy el proceso que les ha permitido mejorar su calidad de vida, transformando su hogar en un lugar confortable, tal como lo merecen.

 

Accessibility