Hace algún tiempo, la vecina Irma Ávila del pasaje Los Papiros de la población Óscar Bonilla, se dio cuenta de que sus vecinos y vecinas eran en su mayoría adultos mayores solos, y que la percepción de seguridad disminuía, sintió que debía hacer algo. Fue así como compartió su mirada en el barrio y se acercó a la dirección municipal de Seguridad y Convivencia Ciudadana en busca de apoyo para su comunidad.

El municipio, al constatar los problemas delictuales en el sector comenzó un trabajo con la comunidad, que consistió en diferentes reuniones donde la temática de seguridad se abordó desde la prevención y la sana convivencia. De esta manera, los vecinos y vecinas eligieron un comité con delegados, se hicieron capacitaciones y charlas, lo que generó un reconocimiento entre la comunidad, una preocupación por lo que pasa con el otro, siempre en torno al uso de las alarmas comunitarias.

Desde ahora y tras la inauguración del proyecto, los vecinos y vecinas cuentan con toda la información para usar su dispositivo, activarlo y saber qué hacer en caso de una emergencia o delito. Durante la ceremonia que cierra la instalación de este sistema, el Alcalde Sadi Melo indicó: “Hay que buscar ayuda, los vecinos entre todos estamos para unirnos apoyarnos, para comprometernos en un trabajo en donde todos tenemos que preocuparnos. Prevenir en seguridad es eso, comunicarnos, compartir lo que nos pasa, estar preparados”.

De la mano con el proyecto, además se instalaron 9 luminarias LED en calle Mallorca, entre León XIII y Pedro Sancho de la Hoz, se instaló la Oficina Móvil para la gestión de denuncias y se generaron marchas exploratorias con las direcciones de Desarrollo Comunitario y Medio Ambiente para anticiparse y revisar soluciones comunitarias.

Accessibility