Cursaban octavo básico en septiembre de 1973. Vino el golpe y se terminó el año escolar, ahora, junto a las graduaciones de los jóvenes del año 2018 recibieron sus diplomas. Pasó el tiempo y junto a sus hijos y nietos, volvieron a su escuela Villa Santa Elena para reencontrase con sus compañeros y su profesora jefa.

Abrazos y emoción fueron el plato fuerte de una graduación tan esperada, llevaba a cabo en la ex Escuela N°99 hoy la Escuela Básica Villa Santa Elena, que estaba entonces en el límite rural de San Bernardo, eran hijos de trabajadores, muchos de Madeco y Mademsa, era el último año y se venía la enseñanza media, pero antes llegó el golpe, militares en las calles, toque de queda y nunca hubo graduación para la generación del 73.

Finalmente, este año, tras un largo trabajo de contactos, llamadas telefónicas, correos y buena disposición de las autoridades, poco a poco se armó la ceremonia tan esperada. Ya no estaban todos, algunos fallecieron como también algunos profesores. Llegó el esperado día y hoy peinando canas, casi todos abuelos y abuelas, unas dueñas de casa, otros choferes del Transantiago, taxistas, banqueteras, con puestos en la feria y otras actividades. Llegaron 18 entre hombres y mujeres, eran la generación del 73.

Desde Con Con, viajó la que era entonces la profesora jefa, con dos de sus hijos y ahora viuda de otro profesor del colegio, su compañero de toda una vida. Sara Carreño recordó, que también fue exonerada en esos años: “El año 73 fue un momento doloroso para gran parte de Chile que no debemos olvidar, ese año no pudo graduarse mi octavo año 1973, los jóvenes adultos que se encuentran presentes no tuvieron la dicha de ustedes que están sentados como generación 2018, me pregunté como entregar unas palabras sin herir susceptibilidades, cuando el dolor del momento en el país aún me duele “

Los jóvenes de entonces tenían muchos sueños recordó Esteban Poblete, él era el presidente del curso en 1973: “Quizás no todos pudimos ver realizados esos sueños ya que fue una época difícil para muchos, por esa razón no tuvimos la oportunidad de graduarnos en una ceremonia que es importante, para todo joven y su familia ya que es el cierre de una etapa. Hermosa escuela que ayer nos viste como niños correr por tus patios, nos viste crecer, hoy volvemos a ti como adultos junto a nuestras profesoras para agradecerte lo mucho que aprendimos aquí “

Estaban presentes los alumnos y alumnas del 73 y los de hoy, la emotiva ceremonia tuvo el apoyo del municipio desde que se conoció la iniciativa, el alcalde Sadi Melo en su intervención valoró el hecho: “Esta tarde vamos a rememorar un trozo de esa historia que es la de ustedes, no solo de la Santa Elena sino que de nuestro país, ahora ver a dos generaciones que se juntan de distintos tiempos no deja de ser altamente significativo. Debo decir a quienes egresan de esta escuela, que tienen frente a ustedes personas que estuvieron en este mismo espacio, que hoy día cierran un ciclo que por un hecho que marco la historia de nuestro país no se pudo concretar”

En medio de la alegría del reencuentro con las profesoras de antaño, hubo lágrimas por la emoción que guardaron 45 años, muchas fotos, fue difícil resumir en minutos como había pasado el tiempo, como no abrazar a dos de ellos, que eran compañeros de curso, luego pololos, más tarde se casaron y hoy ya son abuelos, ellos esa tarde recorrieron con la vista ese patio donde cruzaron sus primeras miradas aquel año 1973.

Accessibility