fbpx

Hasta las dependencias del Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA) llegaron vecinos y vecinas de la comuna de El Bosque, quienes, acompañados por el alcalde Sadi Melo, ingresaron 1600 observaciones en contra de la Declaración de Impacto Ambiental presentada en diciembre por la empresa de Inversiones Orange S.A., que busca certificar en el SEIA, la instalación de una mega planta cementera a solo metros de viviendas sociales.

El verano y el período de vacaciones no fueron obstáculo para que en 20 días, las organizaciones sociales y la comunidad en general, asistieran y fueran parte de charlas informativas, reuniones y diversas instancias de participación ciudadana, necesarias para redactar sus cuestionamientos e inquietudes, entre las que destacan: el tipo de proyecto, materias primas, agua, residuos, vibraciones, aguas lluvias/inundaciones, vialidad, el tren, plan de emergencia y contingencias, emisiones atmosféricas, ruidos, olores; demostrando con hechos y conocimiento de su entorno, que este proyecto atenta de manera irreversible contra la calidad de vida de las personas y el medioambiente.

“Esta acción es parte de una estrategia que hemos venido trabajando con los vecinos y vecinas del sector, ya solicitamos el cambio de uso de suelo y hemos generado una agenda de trabajo con el objetivo de rechazar en todas las instancias que sea necesario, la instalación de esta cementera”, aseguró el alcalde Sadi Melo.

No es primera vez que los vecinos y vecinas de El Bosque se enfrentan a esta situación. Ya cuentan con experiencias en este tipo de acciones, de hecho, el año recién pasado interpusieron una gran cantidad de observaciones por es mismo proyecto. “Junto al municipio y otras instituciones incumbentes en la evaluación del proyecto demostramos que este proyecto privado daña nuestras vidas queremos que el Estado entienda que necesitamos un parque en ese espacio”, manifestaron los vecinos y vecinas.

 

Accessibilidad