La Escuela Anne Sullivan ha iniciado una serie de talleres semanales en línea de Lengua de Señas Chilena  para sus padres, madres y apoderados con la finalidad de mejorar la comunicación con sus hijas e hijos sordos de manera que ellos puedan relacionarse mucho mejor con ellos/as, a la hora de apoyarlos en sus clases telemáticas.

Todos los miércoles y jueves, cerca de 16 apoderados se conectan para participar de las clases, las cuales son realizadas por un Coeducador sordo,  quien no sólo da énfasis al aprendizaje del vocabulario, sino que también a la estructura gramatical y a la expresión facial de la Lengua de Señas.

Hilda Rodríguez, jefa de la Unidad Técnica Pedagógica (UTP) del establecimiento, explica que “desde que la educación del sordo comienza a valorar la lengua de señas, los establecimientos que educan a personas sordas comienzan a realizar talleres de Lengua de Señas Chilena a los apoderados. En la Escuela Anne Sullivan se realizan hace varios años, resultante del nuevo enfoque del Proyecto Educativo Institucional (PEI) que realizó la comunidad escolar en su conjunto, en el cual  nos declaramos escuela bilingüe intercultural, por lo que requeríamos de modelos nativos para enseñanza de Lengua de Seña Chilena en lo que a talleres se refiere”.

Ana Uribe, directora del Establecimiento, explica que “para los apoderados es muy importante que se realicen estas clases, ya que necesitan un medio de comunicación que les permita interactuar con sus hijos de manera más profunda y apoya el proceso educativo”.

¿Cómo ha afectado al aprendizaje de los estudiantes la situación de pandemia?  La Directora explica que “la escuela de sordos bilingüe es un espacio donde los estudiantes sordos no solamente vienen a clases, es el espacio donde más se comunican y desarrollan su socialización, la pandemia aumenta la brecha educativa y social que tienen las personas sordas”.

Accessibilidad