¿Tienes computador en tu casa? Si hacemos esta pregunta al azar a 10 personas, tal vez todas afirmen positivamente. Sin embargo, aún existen en nuestra comuna hogares donde este implemento tecnológico está ausente, principalmente por su costo de adquisición.¿Tienes computador en tu casa? Si hacemos esta pregunta al azar a 10 personas, tal vez todas afirmen positivamente. Sin embargo, aún existen en nuestra comuna hogares donde este implemento tecnológico está ausente, principalmente por su costo de adquisición.

Desde el 2011 se dio inicio a los programas “Yo Elijo mi PC” y “Me Conecto para Aprender”, política pública del Gobierno que busca aumentar los niveles de equidad, disminuir la brecha digital favoreciendo a niños y niñas en condición de vulnerabilidad, que sobresalen por su destacado rendimiento académico.

Este martes se realizó en el Centro Cívico Cultural de El Bosque y la Escuela Especial Anne Sullivan la entrega de 1.031 notebook a estudiantes que cursan 7° básico en las escuelas municipales y particulares subvencionadas. Desde muy temprano, las familias llegaron al lugar en el cual fueron citados para la entrega. “¡Número 1; número 2; número 3!” con su Cédula de Identidad, los estudiantes, algunos de ellos con mucha ansiedad, recibieron en los módulos el computador elegido por el propio beneficiado o beneficiada. Adicionalmente, obtuvieron un módem con Internet gratis por un año y una pulsera tecnológica para monitorear la actividad física, iniciativa que forma parte del Plan contra la Obesidad de Junaeb.

Paralelamente, en la Galería de Arte del Centro Cívico Cultural, se realizó la ceremonia de entrega simbólica de los computadores. En su intervención, Jeannette Bravo, apoderada de uno de los niños beneficiados, destacó el esfuerzo de los profesores y los estudiantes “quienes ponen sus mejores esfuerzos para lograr este beneficio”. Por su parte, la Seremi de Educación, Bárbara Soto, comentó que “este es un gran beneficio que complementa y fortalece la formación de nuestras niñas y niños”.

Con una gran sonrisa que simboliza el mérito y sacrificio, las niñas y niños se retiraron felices de los recintos, expresión que sin duda se repite en los más de 350 mil estudiantes a lo largo del país que han sido beneficiados durante los 7 años de funcionamiento de estos programas.

Accessibility
A %d blogueros les gusta esto: