¿Qué motiva a una persona ser dirigente o dirigenta social? La respuesta a esta pregunta es clara: buscar el bien común para sus comunidades. No importa el sol o la lluvia, ya que si un miembro del barrio necesita ayuda, ahí están. Además, los dirigentes sociales son una pieza clave en el gran engranaje llamado Desarrollo Comunal.

Como es tradición, El Bosque rindió un homenaje a los hombres y mujeres que cada día sacrifican su tiempo personal por buscar y entregar una mejor calidad de vida a sus vecinas y vecinos. El Centro Cívico Cultural fue el punto de encuentro donde más de 300 dirigentes y dirigentas se reunieron. Miradas cómplices, sonrisas y afectuosos abrazos fue la imagen más recurrente de la jornada.

El alcalde Sadi Melo expresó su alegría al ver la gran concurrencia de vecinas y vecinos, señalando que “esta es una comuna donde su gente juega un rol muy importante en su desarrollo, quienes a la vez se sienten representadas por el trabajo y gestión que realizan ustedes, nuestros dirigentes”.

Fue un 7 de agosto de 1968 cuando, en el marco de la política de Promoción Popular del gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva, se publicó la Ley N°16.880 sobre Juntas de Vecinos y demás organizaciones comunitarias, que supuso un notable estímulo al desarrollo del tejido asociativo en el mundo popular. Posteriormente, en 1998, se eligió esta fecha para establecer en el calendario nacional el Día del Dirigente Social y Comunitario, como una manera de reconocer el esfuerzo y la dedicación de chilenas y chilenos que trabajan por el bienestar de sus comunidades.

Día del Dirigente Y Dirigenta Social

Accessibility
A %d blogueros les gusta esto: