El impacto del cambio climático aumentó en 2018, con nuevas alzas de las temperaturas y en el nivel del mar como consecuencia del retroceso de los mantos de hielo, entre otras consecuencias. Por esto, durante el mes del medio ambiente nuestro municipio ha impulsado el proyecto de “Aula al Aire Libre”, para concientizar a los más pequeños sobre la responsabilidad del cuidado y respeto por nuestro entorno.

Los módulos del proyecto “Aula al Aire Libre”, que se inició en la Escuela Paul Harris, consideran un espacio destinado al compostaje, lombricultura, huerta orgánica, reconocimiento de aves urbanas y reciclaje. Serán implementados a lo largo del año en las 5 escuelas certificadas de nuestra comuna, y las 7 que están en proceso de certificación ambiental.

Durante el lanzamiento del proyecto, los niños y niñas de PreKinder, Kinder, 4°, 5° y 7° deleitaron a las autoridades presentes con presentaciones artísticas que fusionaron ternura y un mensaje a la reflexión: ¡La naturaleza no necesita a los humanos,  los humanos necesitamos a la naturaleza!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Accessibility
A %d blogueros les gusta esto: