La municipalidad de El Bosque junto al escritor Jorge Baradit realizó una clase abierta y ciudadana de historia a la que asistieron masivamente estudiantes, vecinos, autoridades y trabajadores de esa comuna. El autor de la saga “Historia secreta de Chile”, describió diversos pasajes de la historia de nuestro país que han sido silenciados o intervenidos  intencionadamente, para evitar que quienes se educan, logren dar cuenta de la realidad de los hechos, transformando ciudadanos dóciles obedientes del orden establecido.

Con una fuerte cantidad de datos y descripción de diversos procesos políticos, Jorge Baradit desplegó una presentación que dio cuenta, desde el mito del “padre de la patria”, Bernardo O´Higgins, hasta la decisión de establecer como optativas las clases de historia, indicando reiteradamente que “la elite chilena se ha ocupado de controlar el avance de los procesos sociales, a través del manejo de la información oficial y la concentración económica, para impedir que la ciudadanía logre empoderarse y evitar el surgimiento de movimientos sociales y procesos políticos que buscan la igualdad”.

El alcalde Sadi Melo, quien introdujo la clase abierta del escritor, recordó qué lo movilizó a hacer un compromiso con el trabajo público y narró cómo siendo niño asistió a una marcha en la población Santa Adriana. “Llegamos a escuchar un discurso de un señor muy amable, el cual hablaba de la promesa de la educación para Chile. Tiempo después, cuando estaba en la universidad, descubrí que aquella persona que había dado ese discurso fue el ex Presidente Eduardo Frei Montalva. La educación es una herramienta importante para el cambio y en ella la historia juega un rol fundamental”, contó.

La historia tratada desde el sujeto particular, con su historia privada, la cual forja valores e identidad, fue el punto de fuga del escritor nacional para abordar el Chile del siglo XIX y XX. Describiendo cómo generación tras generación, “una élite minoritaria en su eterno afán de proteger sus intereses, mata, elimina y genera mitos en torno a los hechos, para cimentar un relato de ganadores y perdedores el cual por siglos se ha instalado como una verdad absoluta y exitosa en libros de clases de la historia de Chile”.

A partir de este enfoque crítico, Jorge Baradit fue profundizando en lo que realmente se esconde tras la determinación de eliminar las clases de historia, así apuntó a que iniciativas como admisión justa, aula segura y la modificación del currículo; “buscan volver a un sistema de elección por resultado académico y no de capacidades, (…) instalar la criminalización sobre los movimientos secundarios (…) y eliminar el conocimiento de la historia justo en una etapa en que los jóvenes están a punto de ser ciudadanos con derecho a voto” describió.

La jornada finalizó con una rueda de preguntas y una manifestación con carteles cuya leyenda “La Historia Importa”, reafirma y destaca el compromiso comunal, el cual ha sido replicado por más de 30 comunas a lo largo del país.

Accesibilidad
A %d blogueros les gusta esto: